Laura Ymayo Tartakoff




BIENAVENTURADA



Madre, ya lo sé.
Has encontrado al fin entero refugio
en el silencio y la soledad.
Ahora ni los ángeles
se atreven a acercárcete.
Ya lo sé, Madre.
RESIGNACIÓN
Y ya no pienso en sueños y temores
que no se hicieron realidad.
Solo me empeño en imaginar
que eres a veces mi abrigo, sombra, Navidad
en baile de boda, misa funeraria
durmiendo o haciendo cola
sola y contigo
(e inclusive
contigo sola)




ANIVERSARIO



Bodas de plata
en Troldhaugen:
júbilo y festejo
que culmina
en erótica paz
y santo silencio,
en calma y sosiego,
en eterna danza,
baile y ánimo completo,
esperanza intrépida,
pasodoble travieso –
un apasionado desfile
de recuerdos




C�DIZ EN PUERTO SANTA MAR�A



Esa soy yo
cuando seré vieja:
dulce y pulcra
algo triste
peliblanca
y arrugada
huyéndole a todo humo
buscando un sombrero
Sí, amiga, gané premios.
Me salió muy bien
esa ficción.
Valoro sobre todo
el otorgado
por los mapas–
ese mar que nos une
y es también separación
IRREMEDIABLE
No me pertenecen:
no les pertenezco –
ni Londres con su Westminster
y villancicos de Navidad,
ni Cleveland con su cielorosa
ni Ginebra en su lago espejo
ni del todo San Juan.
Sé que en el Santiago natal
que no recuerdo,
lo mismo será.





____________________
Laura Ymayo Tartakoff, cubana, ha publicado tres libros de
poemas, Mujer Martes, Entero Lugar e Intimo Color.
Enseña en el
Departamento de Ciencias Políticas de Case Western
Reserve University.





Linden Lane Magazine (c) Todos los Derechos Reservados, 2004
Indice