¡Libertad para Raúl Rivero y todos los periodistas
independientes y opositores presos en Cuba!

  
  Llena de indignación ante la ola represiva lanzada contra los periodistas
disidentes, y los opositores en Cuba, escribo con la esperanza de que las voces
de denuncia se alcen ahora en todo el mundo contra la tiranía de Fidel Castro y
reclamen la libertad inmediata de todos ellos.

  Anoche, jueves 20 de marzo, Raúl Rivero, poeta y pionero del periodismo
disidente en la Isla, fundador de la agencia de noticias Cuba Press, fue víctima
también  de este desatino, en un nuevo acto de barbarie que no pudo menos que
recordarme el que ocurrió en mi apartamento de La Rampa habanera, hizo ayer
exactamente 32 años.
 
  Sí, porque es curioso que Fidel Castro haya decidido encarcelar al poeta Raúl
Rivero, nuestro amigo y compañero de generación, precisamente otro 20 de
marzo, fecha en que Heberto Padilla y yo fuimos arrestados y conducidos a la
Seguridad del Estado, sin otro delito que el de expresar nuestras opiniones. Este
hecho, que dio lugar al conocido "Caso Padilla", y que provocó por primera vez la
protesta airada de más de un centenar de intelectuales de renombre y la ruptura
de éstos con la revolución cubana, no ha dejado de señalarse como ejemplo
mayor de represión, a pesar de que han transcurrido más de tres décadas.
Raúl Rivero, sin duda un símbolo ya de esa otra intelectualidad cubana, creció
en principio, como muchos de los escritores y artistas cubanos, al amparo de la
revolución, pero también muy pronto, como muchos, descubrió la verdad, y se
lanzó a defender a capa y espada el derecho de expresión, el derecho a la
crítica, a la libertad inalienable con la que hemos nacido. Sin la voz firme y
decente de Raúl Rivero, los cubanos seríamos un  país aún más oprimido
por el miedo.

  No podía sospechar yo que ese joven afable, de respuesta ágil, bromista,
alegre, iba a convertirse con los años en esa figura que es hoy, cuyo
extraordinario talento y su capacidad de análisis e ironía, aunados a su valor, le
han convertido en la voz de los intelectuales que, desde el corazón del régimen,
lo denuncian y enfrentan día a día.

  Raúl Rivero, además de poeta y periodista, es nuestro amigo y forma
parte del Consejo de Colaboradores de Linden Lane Magazine, honor que nos hizo
al aceptar con mucho regocijo mi invitación. Meses atrás participé con él y Zoe
Valdés en uno de los formidables programas de Radio Martí que dirige la
incansable Nancy Pérez Crespo.

  Poeta de primera línea, ganador del Premio David de poesía (UNEAC, 1967), y
Premio Nacional de Poesía Julián del Casal (UNEAC, 1969), Raúl Rivero es
autor de varios libros publicados, pero Firmado en La Habana (Miami, Editorial
Sibi, 1996), es el único editado en el extranjero.


ORGULLO NACIONAL

Ninguno de nuestros ministros es rico.
Ninguno tiene fincas, fábricas ni propiedades.
Ninguno tiene cuenta en los bancos de Suiza.
¡Ni falta que les hace!
                                             
                                              Raúl Rivero
                         (De su libro Firmado en La Habana, Editorial SIBI, Miami, 1996)

  

LLM y La Casa Azul desean hoy rendirle merecido homenaje al poeta  Raúl Rivero,
y con él a todos los cubanos disidentes que están siendo víctimas de la
represión del maligno Fidel Castro.
                                                 

Belkis Cuza Malé
                                                          
21 de marzo, 2003



Raúl Rivero - Poesías


Indice
EDITORIAL